Cada vez que pienso en una buhardilla mi imaginación se va a casas llenas de encanto, quizá en el centro de París y con un encanto bohemio indescriptible. Esta es mi imaginación, porque en la realidad las buhardillas son espacios de techos muy bajos, a veces con problemas graves de iluminación y donde la decoración se hace casi imposible. Por eso cuando ví esta casa tenía que compartirla con vosotras, tanto si vivís.. Read More