Los carritos auxiliares son muebles versátiles, prácticos y muy funcionales. De hecho si me gustan por algo es por la posibilidad de poder moverlos de una estancia a otra sin muchos problemas, una característica perfecta si tenemos poco espacio en casa o nos encanta estar moviendo los muebles y cambiando la decoración cada vez que tenemos un ratito libre. Al mismo tiempo, si os un poco locas del orden como yo, es simplemente IMPRESCINDIBLE.

Dentro de los carritos auxiliares, uno de mis ojitos derechos en Cheer Up es el modelo de Norman Copenhage. No creo que os esté descubriendo nada, porque no hay casa en Pinterest o Instagram que no cuente con él. Nosotros ahora mismo lo tenemos disponible en blanco o gris, ambos colores fáciles de combinar y, junto con su diseño nórdico, perfecto para cambiar un poco la decoración de vuestra casa.

De hecho he estado buceando un poco y os dejo algunas de las utilidades que le podemos dar… Por supuesto si ya lo tenéis en casa podéis compartirlo en Instagram con el hashtag #ilovecheerup y sino… ¡SORPRESA! por seguir el blog podéis haceros con un 15% de descuento en su compra. Mucha atención, porque la promoción solo estará disponible 48 horas.

Para haceros con el descuento, tenéis que entrar en Cheer Up comprar el carrito (tanto la versión blanca como gris) y en código descuento, poner EXTRA15. ¿Sencillo, verdad? Pues vamos con ideas para inspirarnos y llevarnoslo a casita…

 

El carrito como mesilla de noche
Lejos quedaron los dormitorios compuestos por cama central y dos mesillas idénticas a ambos lados, haciendo una simetría perfecta. La falta de espacio y la búsqueda de ideas cada vez más personales para decorar, han provocado que en los últimos años nos hayamos acostumbrado a ver sillas, tabureretes, baúles, cómodas o un carrito auxiliar como mesilla (de hecho en mi Instagram podéis ver cómo ha quedado en mi habitación).

Mesa auxiar en el salón
Cerca del sofá el carrito Norman Copenhague es perfecto para poner una lámpara que dé una luz más acogedora, algún jarrón con flores o eucalipto, el teléfono, el mando de la televisión… En definitiva, decorar y poner orden a todo aquello que solemos tener dando vueltas por el salón.

Boho Deco Chic

 

Perfecto para mantener el orden en la cocina
Los carritos auxiliares siempre se han usado en la cocina como mini despensa, para colocar la fruta, las patatas… Con el carrito Norman Copenhague podemos crear un rincón de café con unas tazas, cafetera y complementos que imprima carácter a la decoración.

En el recibidor o en el pasillo cuando no hay mucho espacio
Suele ser la estancia que más nos cuesta decorar. Los metros son escasos, la luz casi nunca es natural, tenemos el telefonillo, radiador… Este tipo de muebles auxiliares no solo van a conseguir decorar con algunas piezas, sino que será más sencillo adaptarlos a algún hueco.

Junto con un perchero, una planta para aportar vida y alguna alfombra pequeña ya tenemos un recibidor diez.

El carrito para echarnos una mano en el comedor
Por último, a modo de mueble bar puede quedar realmente bien. Aprovecha para poner las botellas en la parte bajo y dejar la alta para las copas y los detalles más especiales.

¿Qué os han parecido las ideas? ¿Se os ocurre otra estancia donde poder sacar partido al carrito? Recordad que hasta el miércoles 7 de noviembre podéis hacernos con el modelo de Norman Copenhague con un 15% de descuento. Solo tenéis que entrar en Cheer Up y usar el cupón descuento EXTRA15.