Hoy estudiaba la posibilidad de un cambio de uso de un alpendre en una vivienda de diseño. Y para eso me puse a buscar como una loca diferentes posibilidades. Los que nos seguís en las redes sociales de Ana Cabo – SensingSpaces ya lo sabréis 😉

Buscando y buscando encontré una granja del s.XIX en Fürstenfeldbruck, al sur de Alemania. De la que sus actuales propietarios se enamoraron nada más ver (al igual que yo) el fotógrafo Michael Schnabl y su mujer, la actriz Bernadette. Sin pensarlo dos veces se pusieron en marcha con todos los trámites para poder comprarla, y rehabilitarla para convertirla en una casa totalmente actual con un aire fresco y moderno. Os invitamos a entrar…

 

1

 

Una rehabilitación tan estudiada no podía ser realizada por otro que el arquitecto Philipp Möller. La finca contaba con dos edificaciones, la granja y el granero. Estos fueron unidos creando así espacios mayores adaptados para la familia. Lo principal del proyecto fue la reorganización de los planos en planta, preservando la historicidad de los edificios. Particularmente la estructura del techo.

 

2 3

Se jugaron con los espacios abiertos que ayudaban a la creación y el asentamiento de la vida en familia tan deseado. Se utilizaron en todo momento colores neutros, destacando el acero negro para determinadas partes que introduce un toque de modernidad a la estructura tradicional existente.

 

4

 

Se jugó en cada rincón con colores coordinados cuidadosamente apoyándose siempre en objetos antiguos mezclados con carpinterías, mobiliario y luces actuales, creando una gran e interesante mezcla. Generando contrastes aptos para cualquier estilo…

 

56

 

Para mantener el aire rústico de lo que en su momento fue, se utilizaron materiales como la tarima de roble, la cual recuerda el carácter histórico de los edificios además de dar calidez al ambiente.

 

7

 

Las compartimentaciones se adaptaron a la vida familiar manteniendo diferentes huecos que recuerdan la estructura de la original granja.

 

8 9

 

¿Qué me decís de la cocina? Completamente nueva, pero con un aire rústico, de nuevo en tonos neutros que juegan con el resto de espacios de la nueva vivienda.

 

10

 

El juego de llenos y vacíos de la fachada es reforzado con lámparas para potenciar la espacialidad que de por sí genera la iluminación natural.

 

11

 

Como siempre, la mezcla entre lo nuevo y lo existente se unen para forman un tándem perfecto, tanto en la arquitectura, en el mobiliario, como en los materiales con los que se expresa el carácter renovador a la par que tradicionalista de los propietarios.

 

12 13

 

 

¡Feliz semana! 😉

 

Fuente: Philip Möller Architect + © Benjamin Anthony Monn Photography